domingo, 8 de abril de 2012

Crónica:Real Betis 3-1 Villarreal CF: Cuestión de fe


Exuberante partido de los verdiblancos para completar una semana redonda

Creer es poder. Y poder es ganar. A través de la fe y la certidumbre se pueden alcanzar los caminos más complicados y enrevesados. Combinándolos con paciencia y esmero llegan victorias. Por estas palabras bien podría parecer que estamos hablando de asuntos religiosos, pero nos encontramos hablando del Real Betis Balompié (con todo el cariz religioso que conlleva para sus miles de seguidores). Con fe, pasión y querencia, el Real Betis ha conseguido sumar en la noche de hoy tres puntos más para la meta suprema, la permanencia, lo que le catapulta hasta los 38 puntos, 10 puntos más que el Zaragoza, equipo situado en el puesto 18. La siguiente parada para corroborar la devoción por unos colores y manifestar la entrega
de unos luchadores, el próximo martes en Anoeta.

La primera mitad del choque tuvo un marcado carácter táctico, mostrando los dos equipos un gran respeto por el rival y el miedo que podía suponer una derrota en pos de la salvación. Con un Villarreal agazapado atrás, disponiendo una maraña de contención en el centro del campo, el conjunto verdiblanco mantenía la pelota intentando buscar las grietas en la retaguardia amarilla, firme y sólida en esos compases de partido. Sin embargo, la ocasión más clara iba a ser obra del Villarreal. En una jugada desgraciada, Fabricio resbala y habilita a Marco Ruben, que con exceso de velocidad, no puede rematar finalmente la jugada. El resultado, colisión del esférico con el palo y susto mayúsculo para la parroquia bética. Con todo ello, si por algo cabe destacar a los pupilos de Mel en el día de hoy es es por su mantenimiento en la fe, en la perseverancia y en la paciencia.

Liberándose de los grilletes, impuestos por el rival, el conjunto bético empezó a sentirse cada vez más cómodo en el terreno de juego, asociándose con asiduidad los futbolistas más desequilibrantes de la vanguardia heliopolitana. Fruto de esa convicción y seguridad en sus atributos, llegaron de forma sucesiva los dos goles con los que el Betis se fue con ventaja al descanso.En el minuto 34, Roque Santa Cruz aprovechó un rechace de Diego López tras disparo duro de Rubén Castro para rematar a puerta vacía. Pocos minutos después, el bloque verdiblanco conseguía el segundo gol gracias a una jugada elaborada majestuosamente y que culminaba Rubén anotando en el área pequeña tras sortear a Diego López con un exquisito recurso técnico que brilla por su presencia en los genios del balompié: un sutil sombrero. A partir de ahí, el pelotón dirigido por Lotina intentó estirar sin éxito sus líneas en busca de un gol que le diera opciones de cara a la segunda parte. Pero enfrente se encontró la mezcla perfecta: un equipo que además de exhibir toque, diversión y fútbol atractivo, demuestra en las últimas jornadas que también sabe defender a base de sacrificio,generosidad y donde los delanteros además de lucir por su capacidad anotadera, suman al equipo dosis de ímpetu y solidaridad en grandes envoltorios.

En el segundo acto del choque, los caminos de ambos equipos volvieron a repetirse. Un Betis ambicioso, recreativo y con ansias de asestar el golpe mortal a un Villarreal que varió su planteamiento inicial con la entrada de Nilmar al campo. Empero, el equipo de Lotina no dio sensacion de peligro durante los 45 minutos del segundo tramo de la contienda, ya que su juego era deslavazado en el centro del campo, además de sufrir las imprecisiones propias de un equipo que transita por la parte baja de la clasificación. Con todo, el Betis, que empezaba a deleitar a su hinchada con minutos de futbol combinativo, vertical y sobre todo, incisivo en cada una de sus filas. Todo ello provocó que en el minuto 58, tras un prodigioso contragolpe, Beñat hiciese el tercer gol del choque y certificase el triunfo de los béticos ante un rival entregado. El gol de Marco Ruben en los estertores del encuentro, intrascendental a todos los efectos, puso el 3-1 final para regocijo de los jugadores del club bético, que salieron despedidos entre vítores por sus seguidores. Con esta victoria, el Betis se escapa 10 puntos sobre la zona de descenso, lo que supone un salto descomunal parra los béticos en la consecución de la permanencia.

Real Betis: Fabricio, Nelson, Paulao, Dorado, Nacho, Jefferson (Juanma, 60'), Beñat (Salva Sevilla, 77'), Cañas, Pereira (Matilla, 52') Rubén Castro y Santa Cruz.

Villarreal: Diego López, Diego López, Mario (Martinuccio, 63), Gonzalo, Musacchio, Oriol, Bruno, Senna (Nilmar, 45'), Ángel, Cani (Camuñas, 63'), Borja Valero y Marco Rubén.
Goles: 1-0 Roque Santa Cruz, minuto 34. 2-0 Rubén Castro, minuto 37. 3-0 Beñat, minuto 58. 3-1 Marco Ruben, minuto 92.

Árbitro: Velasco Carballo, comité madrileño. Mostró cartulinas amarillas a Paulao, Pereira, Jefferson y Fabricio. Expulsó al visitante Ángel por doble amarilla y amonestó a Oriol.
Incidencias: Partido disputado en el Estadio Benito Villamarín con presencia de unos 30.662 espectadores. En los prolegómenos del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de José Antonio Godoy, socio número 9 de la entidad.

Fuente: Web oficial RBb

No hay comentarios:

Publicar un comentario

:) :-) :)) =)) :( :-( :(( :d :-d @-) :p :o :>) (o) [-( :-? (p) :-s (m) 8-) :-t :-b b-( :-# =p~ :-$ (b) (f) x-) (k) (h) (c) cheer