viernes, 27 de abril de 2012

Prioridades para el futuro


Miguel Guillén y Pepe Mel ya hablan de la planificación de la próxima campaña sin olvidar la obligación de competir en lo que queda de Liga. El 23 de mayo, fecha de la firma del convenio con los acreedores, clave.
El haber conseguido virtualmente la permanencia es motivo de tranquilidad en el Betis, pero no sinónimo de que en el club verdiblanco estén de manos cruzadas o, al menos, eso es lo que se desprende de las declaraciones que el presidente, Miguel Guillén, y el técnico, Pepe Mel, realizaron este jueves en los micrófonos de Radio Marca en plena Feria. 
Sin olvidar el discurso de competir en los cuatro partidos que quedan hasta final de curso, dirigente y entrenador hablaron sin tapujos de las bases sobres la que se debe asentar el futuro de la entidad, futuro que tiene como punto de partida ineludible el próximo 23 de mayo, fecha en la que se debe firmar el convenio con los acreedores del club. "El presupuesto de la próxima campaña no se puede decidir antes de que se firme el convenio con los acreedores y tengamos establecido el plan de pago. Cualquier decisión, incluso de venta, tendría que esperar a tener la firma y, salvo oferta estratosférica, el Betis lo primero que tiene que tener definido es su futuro económico y financiero. A día de hoy cada paso que se dé en el Betis tiene que ser firme; si hay la más mínima posibilidad de que lo que tengamos preparado no sea posible, debemos tenerlo en cuenta. Ojo con los derechos televisivos, que hay muchas circunstancias que inciden en contratos que ya están incluso firmados y el día de mañana pueden deparar sorpresas", contaba Guillén.
Fuente: Diario de Sevillla
Más en el primer comentario.

2 comentarios:

  1. Pepe Mel se centró, como es lógico, en la parcela deportiva, una parcela en la que reconoció tanto errores como aciertos que deben ser analizados de cara a la temporada 2012-13, curso en el que el técnico madrileño advirtió que la permanencia será más complicada de lograr: "Tenemos un equipo muy parecido al que ascendió y con él hemos logrado la permanencia. Cuando un equipo asciende suele ser más fácil seguir en Primera ese año que el siguiente, ya que los jugadores tienden a relajarse. Tenemos que ver los errores cometidos y mejorarlos, desde el entrenador a la plantilla y pasando por todos los estamentos del club. Por ejemplo, un error que no podemos cometer es que yo haya tenido que utilizar a delanteros en posiciones de banda. Todos los equipos queremos mejorar y para dar pasos hacia delante debemos darle una vuelta más a la tuerca, pero ahí entra la cordura de la que habla el presidente", relató.

    Y a la hora de analizar las posibles mejoras, el primer paso son las renovaciones y la continuidad de los cedidos. Centrándose en nombres propios, Guillén analizó la posibilidad de que Iriney continúe la próxima campaña: "Estamos luchando por que se quede, pero desgraciadamente no es una decisión que dependa únicamente de nosotros. Al final él será el que decida, nos gustaría tener más posibilidades, pero nuestra situación es la que es. Las negociaciones están en marcha desde principios de la semana, pero esto no se decide ni en horas ni en un día". De la continuidad de otro nombre propio como Matilla y de la posibilidad de ampliar la cláusula de rescisión de Vadillo de 3 a 20 millones de euros si juega de aquí a final de campaña habló Mel: "En lo deportivo yo no pongo a nadie a jugar por cláusulas. Matilla tiene en esta recta final una buena oportunidad por delante para demostrar cosas. Vadillo está sancionado esta jornada, pero luego depende de él jugar o no los partidos que quedan".

    Lejos de la tensión que se ha vendido en otras ocasiones, presidente y entrenador demostraron una gran complicidad entre ellos y tener más que claro la labor de cada uno. El futuro ya se barrunta, pero, como afirmó Mel, aún hay cosas que decir: "El presidente dijo que los objetivos se marcarán cuando acabe el año, ya que ahora aún queda Liga. El club será lo más realista, profesional y honesto posible, pero lo primero es terminar de una manera digna la temporada, porque el equipo quiere recuperarse del varapalo de Valencia y no se puede decir que estemos en chanclas porque otros equipos también han sufrido goleadas recientemente y no se dice eso de ellos", finalizó.

    ResponderEliminar
  2. Hay que llevarse bien hombre por el bien del betis,las cosas se hablan y no pasa nada,lo que no se puede hacer es estar mandándose dardos malignos a través de los medios.

    ResponderEliminar

:) :-) :)) =)) :( :-( :(( :d :-d @-) :p :o :>) (o) [-( :-? (p) :-s (m) 8-) :-t :-b b-( :-# =p~ :-$ (b) (f) x-) (k) (h) (c) cheer